Manguitos Delphin Discs

Para niños desde incluso 3 meses, ya que se controla fácilmente la flotabilidad y ofrecen una total seguridad a los padres y al propio niño. Son fáciles y rápidos de colocar en la parte superior del brazo y con un tacto agradable para la piel del niño, gracias al polietileno espumado usado en su fabricación. Usaremos 3, 2 ó 1 disco en cada brazo en función de la edad y peso del niño.

Más detalles

Nuevo

Este producto ya no está disponible

36,90 €

Nuestras ventajas

Envío Express

Recibe tu compra en 24/48h.

Formas de pago

Pago seguro a través de transferencia bancaria o PayPal.

Garantía de devolución

Si tu pedido llega defectuoso o no es como esperabas te devolvemos el dinero.

Envío gratuito

En compras a partir de 90€.

Iremos quitando progresivamente manguitos de cada brazo hasta que, sin darse cuenta, y siempre encontrándose el niño con estabilidad y seguridad en el agua, flote por sí solo. Los discos tienen unos botones que presionando un disco con otro, se ensamblan formando un cuerpo compacto. 

Principales ventajas de los Delphin Swin Discs:

  • No hay que inflar ni desinflar.
  • Imposible que se pinchen.
  • No tienen esquinas cortantes, que dañen la cara o brazos del niño.
  • Ayudan a padres y profesorado a controlar la flotabilidad del niño.
  • Ligeros, rápidos de colocar y tacto agradable.
  • Talla única para bebés y niños. De 3 meses en adelante.
  • Si se dañan no disminuye su flotabilidad.
  • Gran dificultad para salirse del brazo, por sí solos.
  • Mantienen al niño con estabilidad dentro del agua.
  • Durabilidad superior al resto de manguitos, usados en condiciones normales.
  • No se decoloran y son resistentes al cloro y agua salada.
  • No contienen materiales tóxicos y prohibidos como Phthalatos, naftalinas …
  • Usados con éxito hace 25 años por profesionales de la natación.

No customer comments for the moment.

Escribe tu opinión

Manguitos Delphin Discs

Manguitos Delphin Discs

Para niños desde incluso 3 meses, ya que se controla fácilmente la flotabilidad y ofrecen una total seguridad a los padres y al propio niño. Son fáciles y rápidos de colocar en la parte superior del brazo y con un tacto agradable para la piel del niño, gracias al polietileno espumado usado en su fabricación. Usaremos 3, 2 ó 1 disco en cada brazo en función de la edad y peso del niño.

Escribe tu opinión